Una guarita en proceso de estonización

Aventuras Culinarias: Saag Paneer

Posted on: 16/05/2014

En el post anterior les contaba cómo preparé el Paneer (queso indio fresco) que serviría como base para preparar mi plato hindú[1] favorito: el saag paneer, que fue uno de los descubrimientos más deliciosos de mi período vegetariano y del que me ataranté durante los años que viví junto a Elevent, mi restaurant hindú favorito en Tallin.

La aventura comenzó con la compra, que duró unos 40 minutos de los cuáles estuve unos 30 recorriendo el pasillo de especias una y otra vez en busca de ingredientes que nunca había usado. Seguí esta receta porque las recetas de esa página siempre me quedan bien. Compré:

  • 3 paquetes de espinacas de 100gr. cada uno.
  • Un tomate.
  • 1 cebolla.
  • 1 enorme diente de ajo (la receta pedía 3).
  • Jengibre fresco rallado (1 cucharadita).
  • Semillas de comino (1 cucharadita).
  • Aceite de canola (3 cucharadas).
  • 2 cucharaditas de Garam Masala, que es una mezcla de especias que se usan mucho en la cocina hindú. Contiene: pimienta de cayena, nuez moscada, clavos de olor, jengibre. Todo en polvo. Hay diferentes mezclas que incluyen otros ingredientes.
  • Cúrcuma en polvo.
  • ½ litro de leche de coco  (la receta pedía crema batida, pero esta me gusta más y la recomendaban en otras recetas).
  • Sal al gusto.

Lo que no encontré:

  • La alhova o fenogreco y todavía no me entero de qué es. Si alguien sabe cómo le decimos a eso en Venezuela, hágamelo saber, por favor.
  • La pimienta de Cayena, pero no me preocupé mucho porque el Garam Masala tenía. No estoy segura aún de que sea lo mismo que la pimienta roja, pero en ese caso, ya la tenía.

 

La preparación paso a paso:

Paso 1: Freí los cubitos de paneer que había preparado un par de días antes en 1 ½ cucharada de aceite de canola. Los puse aparte.

Paso1

Paso 2: Herví las espinacas hasta que se arrugaron. Las colé y las piqué en trocitos. Las puse aparte. Mientras tanto, piqué la cebolla.

Paso2b

Paso2

Paso 3: Freí el comino en otra 1 ½ cucharada de aceite de canola y al minuto le agregué la cebolla. Mientras se doraba piqué el tomate, y rallé el jengibre y el ajo que agregué cuando se doró la cebolla.

Paso3

Paso3b

Paso 4: Mientras todo se freía, agregué la cúrcuma y la mezcla garam masala.

Paso4
Paso 5: Cuando el tomate ya estaba bastante reducido agregué las espinacas y el paneer.

Paso5
Paso 6: Por último, agregué la leche de coco.

Paso6
Paso 7: Dejé cocinar como por 20 minutos para que bajara un poco la leche. La próxima vez usaré menos para que quede menos ensopado.

Paso7
Paso 8: Aunque había preparado el plato para el almuerzo del día siguiente, no me aguanté y me lo comí de cena, acompañado de arroz basmati y té de jengibre con miel. ¡Estuvo ñam-ñam! Aventura re.co.men.da.da. =)

Paso8

[1] He leído muchas veces que lo correcto es utilizar indio/a al referirse a personas originarias de la India y que hindú se refiere a las personas que practican el hinduismo independientemente de cuál sea su país de origen. Aunque sea lo correcto, la palabra hindú me parece más bonita y no me rechina en la cabeza a diferencia de indio que sí me rechina porque en mi mente sigue pareciendo que hablo de indígenas aunque no sea el caso. Por lo tanto, seguiré usando hindú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: